A continuación, compartimos nueve consejos para dar un mantenimiento correcto a las cadenas industriales, el objetivo es que optimices sus funciones y alargues la vida útil de las mismas.

1.Antes de comenzar la sustitución de una cadena u otro elemento de transmisión, asegurarse de que estén tomadas todas las medidas de seguridad para que la máquina, motores o mecanismos no pueden ponerse en marcha automáticamente (PLCs, termostatos, etc.) ni accidentalmente.

2.Respetar la información del fabricante en cuanto a colocación o sustitución, sin forzar JAMÁS la cadena en el momento del montaje, destensando la transmisión o desmontando coronas dentadas si fuera necesario.

3.Utilizar cadenas especiales estancas, inoxidables, etc. en los ambientes donde fuera necesario por la presencia de suciedad, sustancias químicas o corrosivas, etc.

4.Comprobar periódicamente la alineación de las coronas dentadas, así como la holgura de sus cojinetes o rodamientos.

5.
Comprobar periódicamente el alargamiento de la cadena usada, sustituyéndola en caso de que sea mayor a un 2-3 % en longitud.

6.Controlar especialmente el tensado en transmisiones de cadenas de coronas de pequeño diámetro y pocos dientes, para evitar saltos de dientes y la generación de vibraciones y ruidos.

7.Efectuar un programa de limpieza y engrase de la cadena, en función de su trabajo y ubicación, intentando seguir instrucciones del fabricante de ese equipo o de elementos de máquinas similares.

8.Al sustituir una cadena de transmisión por rotura o desgaste, comprobar el desgaste de las coronas dentadas. Si este es claro, no deberá montarse NUNCA una cadena nueva sobre coronas ya gastadas, reducirá la vida de la cadena de forma contundente.

9.Tras sustituir una cadena y tensarla o ajustarla, montar de forma inmediata todas las cubiertas y protecciones de seguridad.



*Fuente: EXPOMISA